Cinco preguntas frecuentes sobre los tratamientos con ovodonación

5-preguntas-frecuentes-ovodonacion

La ovodonación permite a muchas mujeres con problemas de fertilidad vivir la experiencia del embarazo por sí mismas. En este tratamiento se emplean óvulos de una donante anónima, que son fecundados con semen de la pareja o de un donante masculino y transferidos al útero de la paciente.

Se trata de uno de los métodos con mayores índices de éxito dentro de la reproducción asistida, y uno de los realizados con más frecuencia en las clínicas de fertilidad. Sin embargo, muchas pacientes aún tienen dudas sobre la forma en la que se eligen a las donantes o la edad máxima para iniciar el tratamiento.

En este post damos respuesta a las principales preguntas que nos hacen nuestras pacientes.

¿Cómo sé si necesito ovodonación?

La decisión de aplicar un tratamiento u otro depende de muchos factores. El especialista que lleve tu caso te orientará sobre la mejor opción tras estudiar tu caso.

En general, estos son los principales motivos para necesitar un tratamiento de ovodonación:

  • Reserva ovárica reducida: La edad tiene un efecto negativo en la fertilidad. A partir de los 35 años, y especialmente a medida que nos acercamos a los 40, la cantidad y calidad de los ovocitos contenidos en los ovarios sufre un proceso de declive acelerado. En mujeres de esta edad la mayoría de los especialistas suelen recomendar la ovodonación para aumentar las posibilidades de éxito en el tratamiento.
  • Menopausia prematura: La menopausia prematura es aquella que se da antes de los 40 años. Se da a menudo en mujeres que se han sometido a tratamientos de quimio o radioterapia, cirugía ovárica o que presentan ciertas alteraciones genéticas congénitas. La menopausia supone el fin de la ovulación y, en consecuencia, la imposibilidad de lograr un embarazo natural. Sin embargo, aún es posible quedarse embarazada con óvulos de donante. Para hacer posible que el embrión se implante en el útero, se aplica un tratamiento de preparación endometrial.
  • Abortos de repetición: La pérdida gestacional recurrente es uno de los principales síntomas de la baja calidad ovocitaria. Supone la pérdida de dos embarazos consecutivos, o de más de dos alternos. En estos casos, siempre que se haya descartado el factor masculino como causa, es recomendable acudir a los tratamientos de ovodonación.
  • Tratamientos anteriores fallidos: Si las transferencias de embriones con óvulos propios no han dado resultado, es posible que sea necesario recurrir a la donación de óvulos.
  • Ausencia de ovulación: La anovulación implica que la mujer no libera un óvulo cada mes de forma natural. En determinados casos la medicación resulta ineficaz para resolver el problema, haciendo necesario emplear óvulos de donante.

¿Hasta qué edad puedo realizar un tratamiento con ovodonación?

La edad límite para recibir un tratamiento de ovodonación a la del resto de tratamientos de la reproducción asistida, al no depender de la calidad ovárica de la paciente. Aunque la ley no marca unas directrices estrictas, la mayoría de las clínicas han establecido por consenso los 50 años como límite, debido a los múltiples riesgos que una gestación a edades avanzadas supone para la madre y para el bebé.

Entre las complicaciones más habituales se encuentran la diabetes gestacional, la presión arterial elevada o incluso la presencia de fallos renales y hepáticos (preeclampsia). Además, se incrementa el riesgo de parto prematuro, aborto espontáneo y las posibilidades de que el bebé desarrolle alteraciones cromosómicas como el Síndrome de Down.

¿Puedo elegir quién será mi donante?

La Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistidas establece el anonimato en la donación de óvulos y esperma. La paciente no puede seleccionar a su donante de óvulos ni conocer su identidad.

Serán los especialistas de la clínica en la que realices tu tratamiento quienes determinen cuál es la donante más compatible contigo. La selección se llevará a cabo en base a los rasgos fenotípicos de ambas.   

¿Cómo sé que la donante se parecerá a mí?

La ley establece que donante y receptora deben compartir rasgos fenotípicos, lo que incluye aspectos como el color de pelo, ojos, la altura o el grupo sanguíneo. De este modo imitamos las condiciones en las que se produciría el embarazo con óvulos de la paciente.

En Ovoclinic hemos dado un paso más allá en este proceso con la implementación entre nuestros servicios de la app Ovomatch. Este sistema emplea un algoritmo matemático de reconocimiento facial para analizar los rasgos faciales de la receptora y encontrar a una donante con un alto parecido físico. De este modo nos aseguramos de que donante y receptora no solo compartan rasgos fenotípicos, sino que también tengan rostros similares. Todo ello sin romper el anonimato que marca la ley.

¿Cuántas posibilidades tengo de quedarme embarazada con ovodonación?

Los ovocitos empleados en la ovodonación proceden de donantes jóvenes, de entre 18 y 33 años, por lo que se trata de óvulos de alta calidad. Esto explica que la ovodonación sea uno de los tratamientos de reproducción asistida con las tasas de éxito más altas.

En cada ciclo menstrual, el cuerpo desarrolla primero los ovocitos con más posibilidades de lograr el embarazo. Al pasar los 35 años, los ovocitos que quedan son los de peor calidad, haciendo más difícil concebir de manera natural. Nuestro cuidado proceso de selección de donantes nos permite ofrecerles a nuestras pacientes unas altas posibilidades de éxito.

 

Someterse a un tratamiento de ovodonación es un proceso que genera muchas dudas entre las pacientes. Sin embargo, esta técnica ha permitido a muchas mujeres con problemas de fertilidad cumplir su sueño de ser madres.

Dejar un comentario