Tengo más de 30 y quiero congelar mis óvulos ¿Cómo es el proceso?

AdobeStock_246344237
Llevar un ritmo de vida ajetreado, la falta de estabilidad laboral, personal o simplemente, el deseo de tener un bebé en unos años, son algunas de las razones que hoy día tienen las chicas de la generación X o millennials para posponer el embarazo.

Como vemos, hay ciertos motivos sociales y culturales que han puesto de moda en el último año la crioconservación de óvulos. Aunque hay muchas mujeres que toman la decisión de preservar su fertilidad a partir de los 35 años – cuando su deseo de ser madre ya es más evidente – desde Ovoclinic recomendamos optar por la congelación de los óvulos antes de los 30, cuando la mujer está en sus años de máxima fertilidad o como se conoce coloquialmente “en la flor de la vida”.

Es por ello que hemos conversado con varios profesionales que forman parte del equipo médico de Ovoclinic para tratar el tema con total rigurosidad e informarte de las fases del proceso de vitrificación de óvulos para que no tengas ningún miedo o duda.

¿EN QUÉ CONSISTE LA PRESERVACIÓN DE LA FERTILIDAD?

Como comentábamos al principio del artículo, en la sociedad actual, la infertilidad relacionada con la edad es cada vez más común, ya que, por diferentes razones sociológicas, muchas mujeres retrasan el momento de formar una familia. Aunque la mujer de hoy día intenta cuidarse más y lleva una vida más saludable, es muy importante tener en cuenta que, con la edad, se produce una disminución biológica de óvulos que quedan en los ovarios.

“La disminución de los ovocitos viables se debe principalmente a dos factores; el descenso de la cantidad y la calidad. El primero es un proceso inevitable que inicia antes incluso del nacimiento, mientras el feto se encuentra en el útero de su madre; mientras que el segundo factor depende de la edad, siendo a partir de los 30-35 años cuando la calidad se ve afectada”, explica el equipo de embriólogos de Ovoclinic.

Si estás entre los 30-35 años, te explicamos los pasos a seguir si te estás planteando congelar tus óvulos.

¿QUÉ PASOS TENGO QUe SEGUIR?

  • El primer paso será asistir a una primera visita médica, para valorar tu estado de salud y comenzar con la realización de pruebas esenciales para este proceso, como por ejemplo, la antimulleriana, una prueba que nos indica la reserva ovárica. Este test es un buen punto de partida para acelerar o no el tratamiento de congelación según su resultado.

  • Si finalmente decides comenzar con el proceso de vitrificación, el segundo paso será someterte a una estimulación ovárica controlada para promover el desarrollo de múltiples folículos ováricos.

  • Una vez que termina la fase de la estimulación ovárica, llega el turno de la punción folicular. Una punción ovárica es una intervención sencilla e indolora, en la que te tendrás que someter a una sedación local para que no sientas ningún tipo de molestia. Tras la punción, solo tendrás que permanecer un par de horas en reposo para inmediatamente continuar con tu vida normal.

  • El último paso ya será trabajo de nuestro equipo de embriólogos altamente cualificados. Una vez analizados los óvulos extraídos mediante la punción, se procederá a la vitrificación de los mismos en nitrógeno líquido a -196ºC durante un periodo de tiempo ilimitado que no alterará la calidad ovocitaria de los mismos.

    Estamos a tu lado de forma presencial y online – Realiza tu consulta por teléfono o WhatsApp. ¡Nuestros especialistas estarán encantad@s de atenderte y resolver todas tus dudas! 📞951 495 606 📲 699 08 44 50 📧 info@ovoclinic.net ¡Junt@s en los primeros pasos! 🤰

Posts Relacionados