5 mitos para aumentar la fertilidad

mitos-aumento-fertilidad

El pasado 4 de junio, se celebró el Día Mundial de la Fertilidad, un día especial para destacar la importancia que tienen los problemas de fertilidad en la sociedad actual.

La fertilidad es la capacidad para reproducirse o procrear. Sin embargo, cuando nos referimos a infertilidad es cuando no se produce un embarazo después de un año manteniendo relaciones sexuales sin métodos anticonceptivos, o bien cuando hay una dificultad para mantener un embarazo.

En los casos en los que la mujer o pareja tenga menos de 35 años, se recomienda consultar con un especialista después de un año en el que se ha estado buscando un embarazo sin conseguirlo. Si tiene más de 35 años, es aconsejable realizar un chequeo básico de fertilidad si no lo ha conseguido en seis meses.

Igualmente, desde Ovoclinic recomendamos visitar a un especialista en fertilidad en los casos que independientemente de la edad existan factores de riesgo previos, como puede ser endometriosis, síndrome del ovario poliquístico, cirugía ginecológica previa (masculina o femenina), abortos espontáneos, dificultades en la erección o diabetes, entre otros.

Sabemos que son varios los mitos que te puedes encontrar sobre la fertilidad, por ello, hemos conversado con Nicole Veras – médica de Ovoclinic – para que nos desmonte alguno de los mitos más conocidos y tengas toda la información que necesitas.

Desmontamos 5 mitos para aumentar la fertilidad

Tengo una menstruación normal, por lo que soy fértil

Este es un mito muy repetido entre las mujeres. Es falso creer que, por tener la menstruación, ya se es fértil. En esto influye mucho la reserva ovárica (AMH) que nos indica la cantidad de óvulos que tiene una mujer en un momento concreto y que disminuye con la edad. Es una cifra clave para valorar las posibilidades que tiene para conseguir el embarazo ya que a mayor reserva ovárica más probabilidades de embarazo, mientras que a menor reserva ovárica menor calidad ovocitaria.

La edad sólo es determinante en la fertilidad femenina

De sobra es sabido que la edad es un factor determinante a la hora conseguir un embarazo, ya que, como se explicaba en el post hasta qué edad se pueden tener hijos, a partir de los 35 años disminuyen las posibilidades de lograr un embarazo. Esto se debe a que la cantidad y calidad de los óvulos desciende de forma natural al acercarse a la edad de la menopausia.

Pero la edad no solo es un problema de las mujeres. De hecho, la calidad espermática también comienza a descender a partir de los 35 años. Después de esa edad, comienzan a desarrollarse problemas de:

  • La función de los testículos
  • Disminución de la calidad espermática
  • Bajas concentraciones de hormonas
  • Descenso de la producción de semen
  • Aumento de posibles problemas de la eyaculación
Lograr un embarazo es fácil y más si se tienen muchas relaciones sexuales

Éstos son dos mitos en uno. En cuanto al primero sobre lo fácil que es conseguir un embarazo, es totalmente falso. De hecho, para cada ciclo ovulatorio, solo hay entre un 20% y un 30% de probabilidades de lograr un embarazo (este porcentaje va disminuyendo rápidamente en función de la edad), según explica la Sociedad Española de Fertilidad en un estudio.

En el caso de mantener muchas relaciones sexuales, aunque se aumenten las probabilidades de embarazo, lo cierto es que se reduce el número de espermatozoides en cada eyaculación.

Se debe esperar un año para acudir al especialista

Este mito es muy perjudicial para las parejas que tienen problemas de fertilidad. Como se ha comentado anteriormente, se determina que existen causas de infertilidad cuando, tras un año de intentos, no se logra el embarazo. Sin embargo, esto no debe ser una máxima que seguir a pies juntillas. Esto se debe a que no es lo mismo esperar 12 meses a ponerse en manos de un especialista en fertilidad con 30 años que con 35 o 45 años.

Desde el equipo de Ovoclinic siempre aconsejamos que, cuanto más se retrase la búsqueda del embarazo, antes se debe acudir a un especialista en fertilidad.

Determinadas posturas pueden aumentar la fertilidad

Este es uno de los mitos más extendidos. No hay ninguna prueba o estudio que haya revelado que exista alguna postura sexual más propicia que otras para lograr el embarazo.

Consejos para aumentar la fertilidad

El equipo de profesionales de reproducción asistida de Ovoclinic, recomendamos seguir los siguientes consejos para mejorar la fertilidad:

  1. Tener una alimentación saludable y realizar deporte de forma regular, pero sin excesos. La obesidad, como se explica en este post, afecta a la fertilidad, tanto de mujeres como de hombres.

  2. Evitar el consumo de alcohol, tabaco y drogas ya que son factores que afectan de forma negativa a la fertilidad femenina y masculina.

  3. No realizar deportes que opriman los testículos o que impliquen cualquier tipo de impacto con la zona reproductiva.

  4. Preservar tu fertilidad si todavía no ha llegado tu momento de querer ser mamá.

¿Qué es la preservación de la fertilidad?

En Ovoclinic, como especialistas en fertilidad, contamos con un tratamiento ideal si quieres preservar tu fertilidad y aumentar las posibilidades de lograr un embarazo en un futuro.

Este programa de la preservación de la fertilidad consiste en la congelación de tus óvulos actuales, manteniendo su calidad en el tiempo para cuando decidas ser mamá. En este artículo, puedes leer más sobre el proceso.

Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales InstagramFacebookTwitter y LinkedIn. Si quieres resolver tus dudas sobre la reproducción asistida, nuestro ebook te ayudará a encontrar respuestas ¡Descárgatelo aquí!

 

Posts Relacionados