Scroll Top

Astenozoospermia: ¿qué es y cómo influye en la fertilidad?

Astenozoospermia

Uno de los factores que más influyen en la fertilidad es la capacidad de los espermatozoides para desplazarse de manera eficiente hacia el óvulo, reduciendo así las posibilidades de lograr la concepción.

Por eso, si estás buscando un embarazo y sospechas que puede tener que ver con la astenozoospermia, en este artículo te explicamos cómo afecta a la fertilidad, sus causas y cuáles son los tratamientos disponibles.

¿Qué es la astenozoospermia y cómo afecta a la fertilidad?

La astenozoospermia es una alteración que afecta a la movilidad de los espermatozoides. La habilidad de los espermatozoides para desplazarse de manera efectiva hacia el óvulo es esencial para alcanzar la fertilización exitosa, por lo que, si no pueden moverse eficientemente, será más difícil conseguir el anhelado embarazo.

En algunos casos, incluso si los espermatozoides logran llegar al óvulo, puede que no consigan penetrar, lo que reduce aún más las probabilidades de concepción.

La lucha contra la astenozoospermia y la dificultad para concebir pueden influir significativamente en el bienestar emocional de la pareja. Por este motivo, la comunicación abierta y el apoyo mutuo son fundamentales en este viaje hacia la paternidad.

¿Cómo se realiza un diagnóstico de astenozoospermia?

La detección temprana y la orientación profesional son esenciales en este proceso. El problema es que la astenozoospermia no siempre resulta evidente, pues existen síntomas asociados con ella.

Si una pareja ha intentado concebir sin éxito durante un período prolongado, se recomienda buscar ayuda de expertos en temas de fertilidad. El diagnóstico se realiza mediante un análisis de semen, que valora parámetros como los siguientes:

  • Movilidad de los espermatozoides: se examina la capacidad de los espermatozoides para desplazarse eficientemente.
  • Concentración espermática: se valora la cantidad de espermatozoides presentes en una muestra.
  • Morfología espermática: se analiza la forma y estructura de los espermatozoides.
  • Vitalidad espermática: se determina la proporción de espermatozoides vivos en la muestra.

¿Cuáles son las causas de la astenozoospermia?

Las causas de la astenozoospermia pueden ser muy diversas, pudiendo interactuar de manera compleja entre ellas y agravar el problema. Para mejorar la calidad del esperma y aumentar las posibilidades de concepción, es necesario determinar las causas de la astenozoospermia, lo que puede incluir cambios en el estilo de vida y posiblemente un tratamiento médico.

  • Factores genéticos: alteraciones cromosómicas, como la presencia de cromosomas adicionales o la pérdida de fragmentos cromosómicos, pueden afectar la fertilidad masculina. Además, mutaciones genéticas específicas relacionadas con la espermatogénesis también pueden influir en la calidad del esperma.
  • Infecciones: las infecciones sistémicas y las enfermedades de transmisión sexual, como la clamidia o la gonorrea, pueden afectar directamente los órganos reproductivos y la calidad del esperma.
  • Problemas hormonales: el hipogonadismo, una disminución de la función gonadal, puede generar bajos niveles de testosterona, afectando la producción y función de los espermatozoides. Además, la hiperprolactinemia, con niveles elevados de la hormona prolactina, puede interferir con la producción de otras hormonas necesarias para la espermatogénesis.
  • Exposición a toxinas ambientales: la exposición a contaminantes químicos como pesticidas, metales pesados y productos químicos industriales puede tener efectos adversos en la calidad del esperma. Asimismo, la radiación ambiental, como la radiación electromagnética de dispositivos electrónicos, puede afectar la viabilidad de los espermatozoides.
  • Malos hábitos de vida: la obesidad y el sobrepeso pueden dar lugar a desequilibrios hormonales y afectar a la calidad del esperma. Además, el consumo de alimentos ultraprocesados y bebidas alcohólicas y el consumo de sustancias tóxicas como el tabaco y las drogas recreativas puede tener efectos perjudiciales en la producción y función de los espermatozoides, comprometiendo la salud general del sistema reproductivo.

Tratamientos para la astenozoospermia

Una vez diagnosticada la astenozoospermia, es esencial valorar las diferentes opciones de tratamiento que puedan ayudar a mejorar la movilidad de los espermatozoides y a aumentar las posibilidades de lograr el embarazo.

El tipo de tratamiento será determinado en función de cuál sea la causa, pero lo normal es que se recurra a cambios en el estilo de vida. Existen medicamentos para abordar problemas hormonales, cirugía correctora del varicocele y en algunos casos, procedimientos de reproducción asistida, como la Inseminación Artificial (IA) o la Fecundación in Vitro (FIV).

En definitiva, la astenozoospermia es una alteración que puede afectar a la fertilidad masculina, pero con un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado, muchas parejas logran superar estos obstáculos y cumplir su sueño de formar una familia. Por eso, si tú y tu pareja estáis teniendo dificultades para concebir, no dudéis en buscar ayuda especializada para iniciar vuestro viaje hacia la paternidad.

Entradas relacionadas