Conoce tu reserva ovárica

preservacion-fertilidad_ovoclinic

Si tienes más de 30 años, y deseas ser madre pero no has encontrado el momento, y necesitas atrasarlo, lo ideal es saber cuál es tu reserva ovárica.

Las mujeres nacemos con la carga de ovocitos (óvulos inmaduros) que vamos a gastar a lo largo de nuestra vida reproductiva. En cada ciclo una cohorte de estos ovocitos, se activará, para que finalmente, gracias a las hormonas que influyen en el ciclo ovárico, uno de ellos madura y se ovula. A las dos semanas de haber ovulado, si no hay embarazo, el endometrio, el nido o casita, que se había formado a la par, se desprende, lo que conocemos como regla, con la cual iniciamos un nuevo ciclo. Así vamos agotando los ovocitos que tenemos en nuestros ovarios, ciclo a ciclo, normalmente mes a mes. Gastamos de mayor calidad y más cantidad, a menor calidad y menos cantidad conforme pasa el tiempo.

A partir de los 35 años esta reserva del ovario sufre una caída importante de su cantidad y calidad, con lo que el pronóstico reproductivo suele verse perjudicado. Es cierto que cada persona es diferente, por lo que se recomienda que si a partir de los 30 años vamos a demorar la maternidad, vayamos conociendo cuál es nuestra reserva, y por tanto, nuestro propio pronóstico.

Para conocer la reserva ovárica hoy en día nos basamos fundamentalmente en dos pruebas:

 

Recuento de folículo antrales

Los ovocitos que se reclutan o activan en cada ciclo están dentro de una especie de bolsitas que se denominan folículos. Estas bolsitas se llenan de un poco de líquido cuando se activan, se denominan entonces folículos antrales, miden entre 2-10mm.

Como ginecólogos, mediante una ecografía transvaginal, podemos contar cuántos folículos antrales presenta una paciente en cada ciclo. Nos da una idea de cuántos óvulos podríamos obtener en caso de tener que realizar un tratamiento. Número de óvulos que está directamente relacionado con el pronóstico reproductivo de una mujer, es el mejor indicador de probable éxito de un tratamiento en una paciente.

<5 folículos contando los dos ovarios sería una baja reserva.

>14 folículos sería reserva alta.

 

ANTIMULLERIANA

Es una hormona que guarda estrecha relación con el número de folículos que podemos estimular en un tratamiento, y por tanto con el número de óvulos que podemos obtener. Se mide en sangre, en cualquier momento del ciclo.

Si su valor es <1,1ng/ml, estaríamos antes una reserva baja.

>3 ng/ml sería alto.

 

Si a partir de los 30 años nos planteamos que queremos ser madres, pero lo vamos a demorar, lo que recomendamos es estudiar esta reserva. Si los parámetros nos hablan de que en nuestro caso no deberíamos esperar demasiado tenemos la opción de vitrificar nuestros óvulos. “Es congelar el hoy para poder ser madres mañana”. No lo dudes y si es tu caso, infórmate. La información es clave para tomar decisiones hoy, que puedan darnos lo que queremos en un futuro. Las pruebas son fáciles de realizar y los resultados son prácticamente inmediatos.

 

Dra. Bravo Zurita, María José

Posts Relacionados