Scroll Top

Si tengo epilepsia, ¿puedo quedarme embarazada?

epilepsia y embarazo

La epilepsia es una condición médica que afecta a millones de personas en todo el mundo. Si la padeces y te estás planteando ser madre, es lógico que te hayan surgido muchas dudas e inquietudes. Es cierto que puede generar preocupaciones adicionales durante el embarazo, pero hay que destacar que, con la atención médica adecuada, muchas mujeres con epilepsia pueden tener embarazos saludables y dar a luz a hijos sanos.

En este sentido, es muy importante que busques la orientación de un especialista antes de quedarte embarazada, de manera que pueda ajustar tu tratamiento y darte las indicaciones necesarias. De esta forma, podrás tener la tranquilidad de que el embarazo seguirá su curso de manera segura tanto para ti como para tu bebé.

Epilepsia y embarazo: ¿es posible?

La epilepsia en sí no supone un impedimento para que la una mujer pueda quedarse embarazada. Pero si es verdad que hay determinadas cuestiones que hay que tener en cuenta a la hora de planificar el embarazo.

Uno de los desafíos más importantes es el control de la medicación. Y es que es necesario encontrar un equilibrio entre controlar la enfermedad y minimizar los riesgos potenciales para el bebé. Hay medicaciones además que son más seguras a la hora de gestar para que ese embarazo vaya bien y haya menos riesgos con el embrión/feto.

La mayoría de estos fármacos son seguros durante la gestación, pero es fundamental que un neurólogo o epileptólogo valore nuestro caso para determinar si son adecuados y en qué dosis deberías tomarlos. En algunos casos, el médico puede recomendar dosis más bajas o prescribir otros medicamentos alternativos.

¿Cómo planificar un embarazo con epilepsia?

La planificación es clave cuando tienes epilepsia y quieres quedarte embarazada, ya que te permitirá disfrutar de una maternidad más segura y saludable, a pesar de la enfermedad. Algunas de las cuestiones más importantes que debes tener en cuenta en este sentido son las siguientes:

1. Consulta a un especialista

Antes de concebir, pide cita con un especialista que tenga experiencia en el tratamiento de mujeres embarazadas con epilepsia. De esta forma, podrá revisar tu tratamiento y darte las indicaciones adecuadas sobre la medicación y las dosis.

2. Ácido fólico

El ácido fólico es esencial para prevenir defectos del tubo neural en el feto. Tu médico puede recomendarte tomar suplementos de ácido fólico antes y durante el embarazo.

3. Control regular

Durante el embarazo, es fundamental seguir un control médico regular para monitorear tu condición y la salud del bebé. Lo que normalmente conlleva análisis de sangre, pruebas de ultrasonidos y evaluaciones del ritmo cardíaco fetal.

Además, se recomienda realizar una vida tranquila, hábitos saludables y dormir bien y en cantidad suficiente para que todo se desarrolle bien.

4. Apoyo emocional

El embarazo puede ser un momento complejo desde el punto de vista emocional, sobre todo si tienes epilepsia. Buscar apoyo de amigos, familiares y grupos de apoyo puede ser beneficioso para tu bienestar mental.

¿Cuáles son los riesgos de un embarazo con epilepsia?

Debes tener en cuenta que, aunque es posible tener un embarazo saludable con epilepsia, hay ciertos riesgos que debes conocer. Uno de los más importantes son las complicaciones durante el parto, ya que existe la posibilidad de que se produzca un ataque epiléptico. Por eso, el equipo médico debe estar preparado, de manera que puedan tomarse las medidas necesarias para garantizar la seguridad tanto de la madre como del bebé.

Además, las mujeres con epilepsia tienen más riesgos de tener un bebé prematuro o con bajo peso bajo al nacer, lo que aumenta las posibilidades de sufrir problemas de salud en la infancia. 

A pesar de ello, cada año, miles mujeres con epilepsia consiguen tener embarazos sanos que llegan a buen término, lo que demuestra que, con una atención médica adecuada y una planificación cuidadosa, es posible afrontar todos estos riesgos y experimentar la maternidad de manera positiva. 

Parto y cuidados postparto en mujeres con epilepsia

Planificar el parto y los cuidados postparto es igualmente importante. Es necesario que el plan de parto establecido por el equipo médico se ajuste a tus necesidades en lo que respecta a la epilepsia. Obviamente, todo el personal médico debe estar al tanto para poder actuar adecuadamente en caso de que se produzca una convulsión durante el parto. Pero también deben contemplarse cuestiones como la gestión de la medicación durante el parto, la presencia de un neurólogo o especialista en epilepsia durante el parto, y el seguimiento constante tanto de tu estado como del bebé.

Después del parto, se debe seguir con la atención médica y el seguimiento necesario para garantizar una recuperación saludable y supervisar cualquier efecto secundario que pueda tener la medicación. Además, en esta etapa, el apoyo de familiares y amigos es fundamental. De hecho, esto puede marcar la diferencia en tu experiencia postparto. 

Entradas relacionadas