Scroll Top

Mitos y realidades sobre el consumo de cafeína en la fertilidad

mitos cafeina fertilidad

La cafeína es una sustancia ampliamente consumida en todo el mundo en forma de café, té, refrescos y otros productos. Por eso, no es extraño que su impacto en la salud haya sido objeto de numerosos estudios. En este sentido, una de las cuestiones que suscita mayor interés es su relación con la fertilidad

Debes saber que, aunque la cafeína no suele ser perjudicial para la fertilidad siempre que se consuma de forma moderada, si lo hacemos en exceso, puede tener efectos negativos. De hecho, se ha observado que las altas dosis de cafeína pueden aumentar el tiempo que se tarda en concebir, tanto en hombres como en mujeres.

Además, durante el embarazo, es recomendable que las mujeres limiten su ingesta, ya que los riesgos de sufrir un aborto espontáneo y de que se produzcan complicaciones durante la gestación aumentan significativamente.

Sin embargo, todavía sigue habiendo muchos mitos y creencias erróneas sobre la cafeína en la fertilidad. Y, por eso, hoy, queremos arrojar luz sobre ellas para que conozcas la realidad y que sepas realmente cómo influye en nuestro sistema reproductivo.

Mito 1: La cafeína causa infertilidad

Realidad: No hay evidencias científicas que avalen esta afirmación. Sin embargo, sí es cierto que el exceso de cafeína puede influir en la fertilidad. Como decíamos antes, hay estudios han demostrado que el exceso de cafeína puede hacer que se tarde más en lograr el embarazo.

Mito 2: Debes eliminar por completo la cafeína para quedarte embarazada

Realidad: No es necesario eliminar por completo la cafeína, pero es importante consumirla con moderación. La mayoría de los expertos en salud recomiendan limitar la ingesta de cafeína a unos 200-300 miligramos por día, lo que equivale a aproximadamente una taza de café.

Mito 3: La cafeína solo afecta a las mujeres

Realidad: Las altas dosis de cafeína pueden resultar negativas para la fertilidad tanto de hombres como de las mujeres. En los hombres, la cafeína en exceso puede afectar la calidad del esperma y la movilidad de los espermatozoides. Y en las mujeres, pueden darse problemas de ovulación y una disminución en la calidad de los óvulos.

Mito 4: El café descafeinado no tiene efectos en la fertilidad

Realidad: Aunque el café descafeinado tiene menos cafeína que el café normal, sigue conteniendo una cantidad significativa de ella. Con lo cual, si se está buscando un embarazo, también debe consumirse con moderación.

Mito 5: La cafeína solo afecta a las mujeres mayores

Realidad: Los efectos de la cafeína en la fertilidad pueden manifestarse a cualquier edad reproductiva. Tanto las mujeres más jóvenes como las mayores pueden tener dificultades para quedarse embarazadas si realizan un consumo excesivo de cafeína.

Mito 6: El consumo de cafeína solo afecta a la concepción, no al embarazo en sí

Realidad: Las mujeres embarazadas deben ser especialmente cuidadosas, ya que altos niveles de cafeína se han relacionado con un mayor riesgo de aborto espontáneo.

Mito 7: Todas las fuentes de cafeína son iguales

Realidad: No todas las fuentes de cafeína son iguales en términos de contenido y absorción. El café, por ejemplo, tiene una mayor concentración de cafeína que el té o los refrescos. Además, la velocidad de absorción puede variar.

Mito 8: La cafeína afecta a todas las personas por igual

Realidad: La tolerancia a la cafeína varía de una persona a otra. Algunas personas pueden ser más sensibles a sus efectos, mientras que otras pueden tolerarla mejor. Es importante prestar atención a cómo tu cuerpo reacciona a la cafeína.

En definitiva, si estás teniendo dificultades para concebir es importante moderar el consumo de cafeína. Como ya hemos comentando, el consumo moderado de cafeína generalmente no afecta negativamente la fertilidad, pero el exceso de cafeína puede tener efectos negativos sobre la fertilidad. 

La clave radica en encontrar un equilibrio y prestar atención a cómo nuestro cuerpo responde a la cafeína. Además, si te preocupan estas cuestiones, es aconsejable consultar con un médico para saber si podría estar dificultando tus posibilidades para quedar embarazada.

Entradas relacionadas