¿Cuáles son los síntomas tras la transferencia embrionaria?

sintomas FIV

La fecundación in vitro es una técnica de reproducción asistida en la que se unen en el laboratorio un óvulo y un espermatozoide para conseguir embriones que serán posteriormente instaurados en el útero con el objetivo de intentar lograr el embarazo. Este tratamiento cuenta con dos variantes (FIV convencional e ICSI) y ambas presentan altas tasas de éxito, siendo una de las mejores técnicas para quedarse embarazada.

Uno de los aspectos que más suelen preguntar nuestras pacientes es el referente a la sintomatología tras la transferencia embrionaria. Por ello, en este post te contamos en qué consiste la transferencia embrionaria, cuáles son los principales síntomas después de una FIV y cuál es la duración aproximada de estos.

¿En qué consiste la transferencia embrionaria?

Una de las fases principales de la fecundación in vitro es la denominada transferencia embrionaria. Es la última fase del tratamiento antes de realizar la prueba de embarazo y consiste en la introducción del embrión de mejor calidad en el útero de la paciente a través del empleo de un catéter.

El procedimiento es indoloro, simple y no requiere sedación. Además, antes de llevarlo a cabo, se realizan una serie de ecografías y se prepara el útero para estar seguros de que el endometrio tiene un grosor adecuado para poder recibir al embrión sin problema.

Principales síntomas tras la implantación FIV

Las molestias abdominales o sensación de hinchazón que pueden tener lugar durante el tratamiento no impiden en ningún momento a la paciente seguir con su rutina habitual. Estos son algunos de los principales síntomas tras la implantación embrionaria FIV:

  • Fatiga
  • Aumento de la frecuencia para orinar
  • Pequeñas manchas de sangre
  • Hinchazón de los senos y del vientre
  • Flujo vaginal más abundante de lo normal
  • Pinchazos en el abdomen

¿Qué otros síntomas pueden aparecer tras la implantación embrionaria?

Algunos otros síntomas que pueden manifestarse después de una implantación embrionaria son:

  • Retención de líquidos
  • Náuseas
  • Estreñimiento
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Dolor en la zona lumbar
  • Cólicos

Estos son los síntomas de la implantación tras la FIV que pueden manifestarse a nivel físico. Pero no debemos olvidar el aspecto emocional. En este sentido, la espera hasta la realización de la prueba de embarazo puede acarrear estrés, ansiedad e incluso un bajo estado de ánimo. Por ello, es recomendable mantener la mente ocupada en actividades que ayuden a no obsesionarse con el resultado de la prueba y a no preocuparse en exceso por el estado del embrión.

¿Cuánto tiempo duran los síntomas tras la implantación?

Una vez que ha tenido lugar la transferencia embrionaria, la paciente puede realizar vida normal, aunque, eso sí, teniendo en cuenta determinadas recomendaciones que el médico marque para no poner en riesgo el posible embarazo (evitar el tabaco, no hacer actividad física intensa, gestionar bien el estrés, etc.).

Los síntomas de la FIV suelen aparecer sobre todo los primeros días tras la implantación. Sin embargo, en muchos casos no se manifiesta en la paciente ninguno de los síntomas mencionados, no siendo esta ausencia en absoluto preocupante.

En Ovoclinic, ponemos a tu disposición a un equipo especialista y contrastado en el campo de la fecundación in vitro, con unas tasas de éxito muy elevadas. Si estás interesada en seguir esta u otra técnica de reproducción asistida o tienes cualquier tipo de duda, no lo dudes y ponte en contacto con nosotros. Te asesoraremos encantados y te ofreceremos siempre la mejor solución posible.

Daniel Sosa
Director Médico y Ginecólogo

Entradas relacionadas