¿Es normal el sangrado de implantación?

sangrado implantación

Durante el principio del embarazo, las mujeres comienzan a experimentar nuevas sensaciones en su cuerpo. Entre ellas, se encuentra el manchado o sangrado de implantación que sucede los primeros días después de una transferencia embrionaria.

Aunque este sangrado no debe ser un signo de preocupación, suele generar dudas porque suele presentarse cerca del momento en el que la mujer esperaría tener el periodo. El sangrado de implantación es escaso, de color oscuro y se detiene por sí solo al cabo de los días. En cambio, la menstruación suele ser más abundante y de un color rojo más intenso.

¿Por qué se produce el sangrado de implantación?

La transferencia embrionaria es el último y decisivo paso de cualquier proceso de reproducción asistida; es el momento de introducir el blastocisto en el útero. El blastocisto es un embrión de cinco días de desarrollo, con un tamaño de 200 micras y que tiene unas 150-200 células. La implantación de este embrión comenzará uno o dos días después de dicha transferencia, donde se asocia una mejor sincronización entre el embrión y el endometrio. Es en este momento de la implantación cuando se puede producir la rotura de algunos vasos sanguíneos en las paredes del útero y, por consiguiente, un sangrado que se exterioriza de un color oscuro.

Existen otros síntomas que pueden acompañar la aparición del sangrado de implantación. Y es que durante estos días se pueden comenzar a sentir algunos cambios en el cuerpo como, por ejemplo: sensibilidad en los pechos, alteración en la temperatura basal, náuseas, dolor de cabeza, malestar o cansancio, entre otros. Todos estos síntomas son normales en las primeras semanas de embarazo.

Algunas mujeres no tienen sangrado de implantación, y en otras este es más abundante. Suele ser normal confundirlo con una menstruación leve. Si esto ocurre, tal vez la mujer no se dé cuenta que está embarazada, lo que puede generar confusión al determinar la fecha de parto del bebé.

Por otro lado, si el manchado continuase después de la confirmación de la beta HCG, se debe acudir al especialista para verificar que no se está produciendo una amenaza de aborto o un aborto bioquímico. En este caso, el sangrado es mucho más abundante que el sangrado que se da durante la implantación. Este tipo de pérdidas gestacionales son tan tempranas que el embarazo no se puede confirmar mediante ecografía. Asimismo, otra de las causas que nos indican el aborto bioquímico es la cantidad de beta HCG, ya que este valor no aumenta de forma exponencial como debería.

RESUELVE TUS DUDAS CON LOS ESPECIALISTAS

En cualquier situación, es muy importante observar cualquier signo o síntoma y visitar a tu médico para que pueda darte un diagnóstico veraz. En Ovoclinic estamos disponibles tanto por WhatsApp como de forma presencial para todo tipo de consultas y urgencias. ¡Estaremos encantados de atenderte!

Entradas relacionadas